0

22 de diciembre de 2014, Amilcingo, Temoac, Morelos, México.

Espejo 12: Tepoztlán, Morelos para  el Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el capitalismo

A la comunidad de Amilcingo.
A las familias de los normalistas asesinados y desaparecidos.
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Al Congreso Nacional Indígena.
Al Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías.
A cada uno de los Espejos en Resistencia.
A los pueblos y hermanos de lucha.

En el marco del Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el capitalismo, extendemos nuestro saludo y gusto por reencontrarnos con los pueblos originarios que defienden la tierra y exigen respeto a sus formas organizativas.

Hace veinte años el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional fue la semilla y la inspiración para empezar la construcción de nuevas realidades, recordándonos que es por medio de la autonomía y el respeto por la vida y la tierra que se pueden lograr nuevos mundos.

Como entonces seguimos resistiendo a un sistema de consumo, no sólo de los recursos naturales y culturales, también de pensamiento, ya que se pretende desaparecer la colectividad.  Para los empresarios es mucho más práctico hacer que las personas se conviertan en máquinas de producción y pierdan la sensibilidad para cuidar aquello que nos permite seguir vivos: la tierra, el agua y el aire.

En la actualidad México atraviesa por un momento de múltiples conflictos que han sido causados por los gobiernos y las transnacionales que buscan aprovecharse de los recursos naturales y para lograr su objetivo construyen gasoductos, presas, carreteras. Oponerse a estos proyectos destructores es causa de encarcelamientos, asesinatos y desapariciones de compañeras y compañeros que están dispuestos a defender lo que pertenece al pueblo.

En Tepoztlán los tres niveles de gobierno junto con la empresa Tradeco han intentado construir la ampliación de la autopista La Pera – Cuautla. Durante los dos años y medio de lucha se han violado decretos que nos protegen como área natural, así mismo, han incidido en las formas de organización comunitaria como las asambleas de comuneros y ejidatarios. Por su parte, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha hurtado la zona arqueológica Tlaxomolco que se encuentra en área que pretenden ampliar.

El 23 de julio de 2013, el gobierno respondió con violencia y nos desalojó  del campamento «El Caudillo del Sur» con máquinas y granaderos. Pero cada golpe que recibimos,  cada árbol y cada mazorca que tiraron, nos han dado fuerza para seguir avanzando. Destruyeron lo material, pero eso sólo sirvió para darnos cuenta que somos fuertes, que podemos caer una y mil veces con tal de defender lo nuestro.

Actualmente, la empresa Tradeco ya no está trabajando en Morelos. En la parte que corresponde a nuestro municipio los trabajos siguen suspendidos por el amparo 1466/2013-6. Sabemos que el gobierno seguirá asechando y tratando de intimidar a la población, por eso le decimos que entienda que no puede seguir invadiendo el territorio con el cual hemos entablado una relación simbólica e identitaria, es nuestro mundo, es nuestra vida y ésta no debe ser destruida.

El Narco-Estado no puede seguir amedrentando a los pueblos, por ello repudiamos los actos de militarización y crímenes que ha causado a lo largo de la historia, no está de más recordar la guerra sucia, el 68, Acteal, Aguas Blancas y los recientes sucesos en Tlatlaya e Iguala. Nos solidarizamos con los familiares de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa y los miles de desaparecidos; por lo que exigimos justicia. Sabemos que los ataques contra ustedes no son casuales, porque es en las normales, que son del pueblo y para el pueblo, donde se refuerza la consciencia social sobre la pobreza, las injusticias y la explotación de la gente más humilde, que a menudo es excluida.

Así como los estudiantes normalistas buscan un mejor país y nuevas oportunidades para su familia, en Tepoztlán los jóvenes también se han organizado, pero al mismo tiempo han sido intimidados y violentados por policías e integrantes del ayuntamiento municipal por defender la herencia natural que les ha sido heredada por sus antepasados.

Entendemos su enojo y su rabia contra estos actos de lesa humanidad y al mismo tiempo les hacemos saber que no están solos; mientras estemos juntos podremos hacer que haya justicia, no podemos permitir que el Estado secuestre el futuro de las generaciones venideras.

Somos los mismos, somos los que hemos sobrevivido a los múltiples ataques, somos el México que no han podido  destruir a pesar de las múltiples balas, somos las mujeres y los hombres de maíz que guardan su historia en la tierra labrada. Estamos seguros que en este festival surgirá el eco que retiemble en cada rincón del país y del mundo, porque estamos cansados de un país maltratado, porque vamos construyendo nuevas realidades, desde Xochicuautla hasta Amilcingo, caminando juntos entre coras, amuzgos, tepehuanos, tzeltales, tojolabales, nahuas.

Tepoztlán se suma a las comparticiones en Amilcingo, Campeche y Chiapas para poder compartir y escuchar las experiencias de los compañeros en lucha.

Agradecemos la hospitalidad de cada una de las sedes que han permitido la realización del Festival de las Resistencias y las Rebeldías en el que comenzamos un nuevo mundo.

¡La tierra para el pueblo!

¡Zapata vive, la lucha sigue y sigue!

¡Ayotzinapa aguanta, Tepoztlán y Morelos se levantan!

Saludos de la población Tepozteca en resistencia.

Comenta