Frente Juvenil en Defensa de Tepoztlán

“Yo di ejemplo de sabiduría, humildad y de ser justo y por ello mi pueblo me adoró. No trates de descomponer nuestra comarca dejándote engañar con luces que no son de estrellas, puesto que son de luna. No te creas del sabor de la miel que te ofrezcan, porque te empalaga. Los nuevos hijos del monstruo Xochicalcatecatl sólo buscan el poder, cuando lo encuentran, caminan entre los charcos de sangre de los sacrificados. Comunidad tepozteca no se dividan, ni se dejen cegar.”

Como en cientos de lugares alrededor de nuestro país, nuestro pueblo se encuentra amenazado por la imposición de un proyecto carretero que no pedimos y que no necesitamos.

L@s jóvenes tepoztecos recordando que el nuestro es un pueblo de lucha y resistencia hemos respondido con creatividad y arte al tapizar el pueblo con murales que hablan de su historia, de sus tradiciones y de las consecuencias de este proyecto carretero. También hemos “brigadeado” y organizado talleres. Todos los sábados proyectamos películas y documentales. Hemos organizado encuentros con pueblos en los que han asistido luchas de todo el país (Atenco, Cherán, Xochicuautla, Huexca tan sólo por mencionar algunas), hemos colaborado en caravanas en las que han participado solidariamente grupos musicales como Sonidero Mestizo, María Cantú, Maíz Azul entre muchos otros. Además de realizar colectas de víveres para las personas que ayudaron a apagar los incendios que se presenciaron del mes de mayo, y participar directamente en el combate de los mismos. Algunos compañeros han incursionado en los temas de conservación.

Por eso nos dicen “revoltosos”, “hippies”, que no hacemos nada; pero lo único que pretendemos es recordar a la población en general que no todo se puede vender y comprar porque la tierra no les pertenece a los voraces, la tierra se ama, se cuida y se defiende. Este grupo de buenos para nada estamos tratando de crear conciencia, le apostamos a la colectividad, la autonomía, autogestión y la unión porque hay mucho qué hacer por Tepoztlán antes que quedarse sentado y de brazos cruzados diciendo ¡ya nada se puede hacer!

Estamos en resistencia ante un sistema que devora todo a su paso, por eso hay que caminar juntos por el respeto y la conservación natural y cultural de Tepoztlán. Lugar sagrado donde nacimos, vivimos y queremos morir.

¡TEPOZTLÁN EN RESISTENCIA!

¡ZAPATA VIVE, LA LUCHA SIGUE!

Comenta