Off

FRENTES UNIDOS EN DEFENSA DE TEPOZTLÁN

Boletín de Prensa, 9 de abril de 2017

¿Avalará la Suprema Corte de Justicia de la Nación el despojo en Tepoztlán y permitirá un nefasto precedente jurídico para que a los comuneros de todo el país se les niegue el derecho de interponer amparos en contra de desarrollos que destruyen el medio ambiente?

El próximo 26 de abril, el Ministro José Fernando Franco González Salas será el Ministro Ponente ante la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que resolverá el Recurso de Reclamación 1880/2016 interpuesto en contra del acuerdo dictado por el Presidente de la SCJN en el cual desechó nuestro Recurso de Revisión en contra de la sentencia dictada por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal y Administrativa del Decimoctavo Circuito. Si la Segunda Sala de la SCJN rechaza nuestro Recurso de Reclamación en contra de la ampliación de la autopista La Pera – Cuautla en el Área Nacional Protegida de Tepoztlán, el Poder Judicial estaría avalando un evidente despojo en contra de la población indígena de Tepoztlán y estaría abriendo las puertas para que la mancuerna gobierno – empresas siga adueñándose ilegalmente de Áreas Naturales Protegidas para hacer negocios y contribuir a la destrucción ambiental alegando que los comuneros habitantes de las Áreas Naturales Protegidas no tienen interés legítimo para interponer amparos en contra de la construcción ilegal de infraestructura en su territorio.

La mencionada sentencia del Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal y Administrativa del Decimoctavo Circuito no fue unánime sino que se dio en una votación dos a uno en la que el Magistrado Presidente, Alejandro Roldán Velázquez, emitió un voto particular en contra de los otros dos magistrados que tergiversaron la ley para negarnos el derecho a la justicia. En la sentencia, el Magistrado Presidente votó a favor de otorgarnos el amparo y escribió:

Sostener que los promoventes no tienen interés legítimo en el asunto [de la ampliación carretera] implica que las acciones difusas o los derechos colectivos plasmados en el Constitución Federal, como el derecho a un medio ambiente sano, no podrán ser reclamados en vía jurisdiccional y así se haría nugatoria la vía de amparo [es decir, que burla la esperanza que se había concebido o el juicio que se tenía hecho] para el reclamo de derechos fundamentales de tercera generación, no obstante que ese fue el objeto de las reformas constitucionales de dos mil once a la Constitución y dos mil trece la Ley de Amparo.

[…]

Como conclusión y reflexión, a juicio del disidente, el procedimiento para ejecutar la obra de marras tiene vicios de arbitrariedad; basta la voluntad de una autoridad con capacidad de decisión, para manipular, a conveniencia los instrumentos jurídicos necesarios para materializar esa voluntad y aparentarla apegada a derecho, cuando no es así.

Pero los otros dos magistrados lo mayoritearon con argumentos carentes de fundamento y decidieron que doce comuneros reconocidos en el Registro Agrario Nacional no tienen el interés legítimo para interponer un amparo para proteger su territorio. Esta sentencia, si la avala la SCJN, dejará en la indefensión a todos los núcleos agrarios del país y no podrán defenderse en contra de los proyectos devastadores como la minería, presas, carreteras, desarrollos inmobiliarios, desvíos de ríos, gasoductos, termoeléctricas, etcétera.

Llamado a la acción

Hacemos un llamado a los Ministros de la Segunda Sala de la SCJN: Eduardo Tomás Medina Mora Icaza; José Fernando Franco González Salas; Javier Laynez Potisek, Margarita Beatriz Luna Ramos; Alberto Pérez Dayán, a que estudien en profundidad la sentencia y todo el proceso del juicio de amparo 1466/2013 para que hagan justicia y reviertan la sentencia. México ya no está para seguir soportando tan cínicas injusticias en contra de la población más desprotegida y vulnerable para favorecer a los poderosos.

También hacemos un llamado a todos los núcleos agrarios del país, a todas la personas que están luchando para que se termine la impunidad y los despojos territoriales, a los grupos de abogadas/os, a las y los políticos honestos (todavía hay algunas/os) para que conozcan y estudien la sentencia (que pueden bajar en goo.gl/bN7aes) y se pronuncien al respecto. Es necesario que toda la sociedad conozca y opine acerca de este asunto porque va afectar los derechos de todas y todos.

La Constitución establece que todos los ciudadanos tenemos el derecho a un medio ambiente sano pero la realidad es que el medio ambiente en nuestro país se está deteriorando de manera alarmante tanto en el campo como en las ciudades. Defenderemos los mecanismos existentes para poder revertir el grave deterioro ecológico y exigimos que quienes imparten justicia no se dejen influenciar por asuntos políticos o económicos y que dicten sentencia conforme al espíritu de la Ley.

¡NO A LA AMPLIACIÓN DE LA AUTOPISTA!

Frentes Unidos en Defensa de Tepoztlán